Tuesday, August 09, 2011

Paul Celan - Algunos poemas del poemario Amapola y memoria (Mohn und Gedächtnis) - Parte 1

Recojo a continuación algunos poemas de Paul Celan, correspondientes a su poemario Amapola y memoria (Mohn und Gedächtnis). Las traducciones que propongo las realicé en 1999 y las he venido transcribiendo, revisando y ajustando las últimas semanas.

DEL POEMARIO AMAPOLA Y MEMORIA (MOHN UND GEDÄCHTNIS, 1952)


Fragmentos de “La arena de las urnas” (Der Sand aus den Urnen)

(Nachts ist dein Leib von Gottes Fieber braun)

Noche es tu cuerpo, moreno por la fiebre de Dios:
mi boca blande antorchas sobre tus mejillas.
No sea acunado aquel a quien no cantaron canciones de cuna.
La mano cargada de nieve, hacia ti la he llevado,
e indeciso, mientras tus ojos se azulean
en la Ronda-de-las-horas. (La luna de antaño era más redonda.)
Sollozando su fin en tiendas vacías está el milagro,
helado el cántaro de los sueños —¿qué nos atañe?

Piensa: una negruzca hoja colgaba del saúco —
el bello signo para la copa de sangre.

MEDIA NOCHE (HALBE NACHT)

Media noche. Por los puñales de los sueños prendida en chispeantes ojos.
No grites de dolor: cual paños flamean las nubes.
Una alfombra de seda, así fue tendida entre nosotros,
     para danzar de oscuridad en oscuridad.
La negra flauta fue tallada del bosque viviente,
     y la bailarina ya llega.
De espuma-de-mar tejidos dedos nos hunde en los ojos:
¿Alguno querrá aún llorar aquí?
Ninguno. Así, girando, alegre se aleja y el fogoso tambor resuena.
Anillos nos lanza que ensartamos al vuelo con los puñales.
¿Así nos desposa? Resuena cual tiestos y una vez más lo sé:
tú no moriste
la muerte color-de-malva.

LA ARENA DE LAS URNAS (DER SAND AUS DEN URNEN)

Verde-moho es la casa del olvido.
Ante cada puerta azotada por el viento azulea un juglar decapitado.
El toca para ti el tambor de musgo y amargo vello púbico;
con supurante dedo del pie dibuja tu ceja en la arena.
Más larga, como ella era, la delinea, y el rojo de tu labio.
Aquí llenas tú las urnas y nutres tu corazón.

OSCURO OJO EN SEPTIEMBRE (DUNKLES AUG IM SEPTEMBER)

Tiempo: coraza-de-piedra1. Y más profusos se derraman
los rizos del dolor sobre el rostro de la tierra,
la ebria manzana, bronceada por el hálito
de un proverbio perverso: bello y reacio al juego
al que se entregan en el maligno
reflejo de su realización.

Por segunda vez florece el castaño:
una señal de la esperanza miserablemente
encendida del cercano
retorno de Orión: de los ciegos
amigos del cielo, el fervor de estrellas-claras
lo llama hacia lo alto.

Develado a las puertas del sueño
combate un ojo solitario.
Lo que a diario sucede,
le basta saber:
en la ventana oriental
se le aparece en la noche la enjuta
figura-errante del sentir.

En la humedad de su ojo hundes tú la espada.

TARDÍO Y PROFUNDO (SPÄT UND TIEF)

Malintencionada cual discurso de oro comienza esta noche.
Comemos las manzanas de los mudos.
Estamos haciendo un trabajo que place confiar a su estrella;
permanecemos en de nuestros tilos como pensativo rojo-bandera,
como flameantes huéspedes del sur.
Juramos por Cristo el Nuevo el polvo desposar con el polvo,
los pájaros con el zapato vagabundo,
nuestro corazón, una escalera en el agua.
Juramos ante el mundo el sagrado juramento de la arena,
lo juramos con gusto,
lo juramos gritando desde el techo del sueño2 sin sueños
y agitamos la blanca cabellera del tiempo…

Ellos claman: ¡Vosotros blasfemáis!

Hace tiempo lo sabemos.
Hace tiempo lo sabemos, pero ¿qué importa?
Vosotros moléis en los molinos de la muerte la blanca harina de la promesa,
Vosotros la ofrecéis a nuestros hermanos y hermanas —
Nosotros agitamos la blanca cabellera del tiempo.

Vosotros nos reclamáis: ¡Blasfemáis!
Bien lo sabemos,
que caiga la culpa sobre nosotros.
¡Que caiga la culpa sobre todos nuestros signos premonitorios,
que caiga el mar gorgoteante,
la acorazada ráfaga de la conversión,
el día de medianoche,
que advenga lo nunca sido!

Que venga un hombre de la tumba.

CORONA (CORONA)

De la mano me come el otoño su hoja: somos amigos.
Descascaramos el tiempo de las nueces y le enseñamos a irse:
el tiempo vuelve a la cáscara.

En el espejo es domingo,
en el sueño dormirá,
la boca dice verdad.

Mi ojo desciende al sexo de la amada:
nos miramos,
nos decimos lo oscuro,
nos amamos uno al otro como amapola y memoria,
dormimos como vino en los mejillones,
como el mar en el rayo-de-sangre de la luna.

Estamos abrazados en la ventana, nos miran desde la calle:
Ya es tiempo de que la piedra acepte florecer,
de que a la inquietud le palpite un corazón.
Ya es tiempo de que sea tiempo.

Ya es tiempo.

Fuga de muerte (Todesfuge)

FUGA DE MUERTE (TODESFUGE)

Negra leche del alba la bebemos en la tarde
la bebemos al mediodía y en la mañana la bebemos de noche
bebemos y bebemos
cavamos una fosa en los aires no se está allí estrecho.
Un hombre vive en la casa que juega con las serpientes que escribe
que escribe cuando es oscuridad en Alemania tu pelo dorado Margarete
lo escribe y sale de la casa y brillan las estrellas silba para llamar a sus perros
silba a sus judíos para que caven una tumba en la tierra
nos ordena tocar para danzar ahora.

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos de mañana y a mediodía te bebemos de tarde
bebemos y bebemos
un hombre vive en la casa que juega con las serpientes que escribe
que escribe cuando es oscuridad en Alemania tu pelo dorado Margarete
tu pelo de ceniza Sulamith cavamos una fosa en los aires no se está allí estrecho

El ordena a unos cavad más hondo en la tierra y a otros tocad música y cantad
El toma el hierro del cinturón lo blande son azules sus ojos
clavad los unos más hondo las palas y los otros seguid tocando para danzar

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía y en la mañana te bebemos de tarde
bebemos y bebemos
un hombre vive en la casa tu pelo dorado Margarete
tu pelo de ceniza Sulamith él juega con las serpientes

El clama que suene más dulce la muerte la muerte es un director3 de Alemania
el clama tañed más oscuros violines así ascenderéis como humo en el aire
así tendréis vuestra fosa en las nubes no se está allí estrecho

Negra leche del alba te bebemos de noche
te bebemos al mediodía la muerte es un director de Alemania
te bebemos de tarde y en las mañanas bebemos y bebemos
la muerte es un director de Alemania azul es su ojo
él te alcanza con su bala de plomo el te alcanza con gusto
un hombre vive en la casa tu pelo dorado Margarete
azuza sus perros contra nosotros nos regala una fosa en el aire
juega con las serpientes y sueña la muerte es un director de Alemania

tu pelo dorado Margarete
tu pelo de ceniza Sulamith

Fragmentos de “Contraluz” (Gegenlicht)

DE VIAJE (AUF REISEN)

Hay una hora que hace al polvo tu escolta,
a tu casa en París el lugar de sacrificio de tus manos,
a tu ojo negro, el más negro ojo.

Hay una granja, allí un carruaje se detiene para tu corazón.
Tu cabello querría ondear cuando partes —esto le está prohibido.
Los que permanecen y hacen guiños no lo saben.

CRISTAL (KRISTALL)

No en mis labios busques tu boca,
tampoco ante la puerta al forastero
ni en el ojo la lágrima.

Siete noches más alto cruza rojo lo rojo,
siete corazones más profundo golpea la mano en la puerta,
siete rosas más tarde murmulla la fuente.

ESTOY SOLO (ICH BIN ALLEIN)

Estoy solo, coloco la flor-de-ceniza
en el vaso asaz lleno de negrura. Hermana-boca,
tú dices una palabra que sobrevive más allá de las ventanas
y silenciosa eleva, hasta mi cumbre, lo que soñé.

Me yergo Flor en la hora marchita
y reservo una resina para un pájaro tardío:
porta el copo nieve en su pluma rojo-vida;
el grano hielo en el pico, atraviesa el verano.

LA FORTALEZA (DIE FESTE BURG4)

Conozco la más vespertina de todas las casas: un
ojo más profundo que el tuyo es allí el guardián.
Desde el gablete ondea la gran bandera-de-pena:
su tela verde —no sabes tú lo que has tejido.
También vuela alto como si tú no la hubieses tejido.
La palabra, aquella a la que dijiste adiós, en la puerta te da la bienvenida,
y lo que aquí te ha tocado, tallo, corazón y flor,
es allí huésped de antaño y nunca más te toca.
Pero tendrás que ir en aquella casa ante el espejo,
así te mirarán tres, te mirarán flor, corazón y tallo.
Y aquel ojo más profundo bebe tu profundo ojo.

Fragmentos de “Tallos de la noche” (Halme der Nacht)

SUEÑO Y SUSTENTO (SCHLAF UND SPEISE)

El aliento de la noche es tu sábana, la tiniebla se tiende a tu lado.
Roza tu tobillo y tus sienes, te despierta para la vida y el sueño,
te hace sentirlo en la palabra, en el deseo, en el pensamiento,
ella duerme con cada uno de ellos, desde ellos te atrae.
Peina la sal en tus pestañas y la sirve para ti,
escruta en tus horas la arena y la pone frente a ti.
Y cuanto ella tenía de rosa, sombra y agua,
te lo ofrenda.

(Augen:)

Ojos:
Resplandecientes de lluvia, tormenta,
cuando Dios me ordenó beber.

Ojos:
Oro que en la noche mis manos contó,
cuando coseché ortigas
y las sombras de los proverbios roturé.

Ojos:
Tarde que sobre mí encandeció al abrir yo la puerta
y vuelta-invierno>5 por el hielo de mis sienes
a través de la aldea de la eternidad sopló.

PAISAJE (LANDSCHAFT)

Vosotros, altos álamos —¡Hombres de esta tierra!
Vosotros, negros estanques de dicha —¡vosotros los reflejáis a muerte!

Te he visto, hermana, erguida en este esplendor.

NOTAS

1«Steinhaube Zeit.» / «Tiempo: coraza-de-piedra.» o, “literalmente” «Coraza-de-piedra tiempo».

2«Schlafes» / «el dormir»

3«Meister» / «Maestro, director» en el sentido de “director de una orquesta musical”.

4Posible referencia al famoso himno luterano “Ein Feste Burg ist unser Gott” que podría verterse al español como “Un castillo amurallado es nuestro Dios”.

5S«Durch-wintert» neologismo celaniano formado por la preposición “durch” (por, para, en, durante…) y el verbo “wintern” (invernar).

Post a Comment